Política de buenas prácticas en intermediación inmobiliaria.

 

En RP Madrid seguimos el código de buenas prácticas en materia de intermediación inmobiliaria de la Comunidad de Madrid.

En concreto queremos resaltar algunos de los puntos de principal relevancia.

En referencia a las normativas vigentes en intermediación inmobiliaria:

“Las empresas que se adhieran a este Código de Buenas Prácticas se atendrán en sus actuaciones a toda la normativa vigente, de ámbito comunitario, nacional, autonómico o local, sobre protección y defensa de los consumidores o cualquier otra normativa que resulte de aplicación al ejercicio de la actividad de intermediación inmobiliaria”.

En referencia a la publicidad de inmuebles:

“Las empresas y profesionales adheridos a este Código estarán obligados a ofertar, promocionar y/o publicitar los inmuebles y servicios que presten y vayan destinados a sus clientes, con independencia del soporte utilizado, de conformidad con los principios de suficiencia, objetividad y veracidad, en el marco de la legislación general de publicidad, de forma que no puedan incluir el engaño sobre sus características y condiciones de adquisición, ni silenciar datos fundamentales, que puedan alterar el comportamiento económico de los usuarios y consumidores.”

En referencia a la información a suministrar a los clientes interesados en la adquisición de una propiedad inmobiliaria:

“La empresa o profesional adherido al Código de Buenas Prácticas de conformidad con el RD 515/1989 de 21 de abril, y normativa aplicable se obliga a facilitar por escrito a los clientes interesados en la adquisición de un inmueble, una información detallada, veraz y actualizada sobre la vivienda o el inmueble que solicitan”.

En referencia a la contratación entre el profesional mediador inmobiliario y el cliente:

“Antes de iniciar una oferta de un inmueble, el profesional inmobiliario suscribirá una nota de encargo con el propietario que le encargue la transacción, que le habilitará para publicitarlo y ofertarlo, percibir cantidades o formalizar cualquier precontrato o contrato con terceros. Los profesionales adheridos al presente Código No podrán ofertar o publicitar inmuebles de terceros sin la previa nota de encargo por escrito. Las empresas o profesionales que deseen adherirse al presente Código de Buenas Prácticas fomentarán la contratación del profesional inmobiliario en su modalidad de exclusiva, y se comprometen a confeccionar y utilizar la documentación oportuna”.

Respecto a la política sobre precios de venta de la propiedad inmobiliaria:

“El precio que se fije en el contrato de compraventa no podrá ser modificado al alza por ningún motivo sin el consentimiento expreso y escrito de la parte compradora”.

Ver el texto completo